Movilidad Jubilatoria

La movilidad se aplica automáticamente dos veces al año, en marzo y en septiembre de cada año. Comprende a todas las prestaciones a cargo del Sistema Integrado Previsional Argentino, a saber:

  • Las prestaciones del régimen previsional público establecido por la Ley 24.241.
  • Las que fueron transferidas al SIPA (Retiro Programado – Retiro Fraccionario - Renta Vitalicia (sólo el componente público).
  • Los retiros por invalidez y pensiones otorgadas hasta noviembre de 2008.
  • Las jubilaciones y pensiones a cargo de ANSES provenientes de los regímenes provinciales y municipales transferidos al Estado Nacional.
  • Las jubilaciones y pensiones otorgadas por el anterior régimen general o por los regímenes especiales derogados por la Ley 23.966 y que luego no fueron restablecidos.
  • Los beneficios que obtuvieron sentencia judicial con movilidad específica.

El cálculo se basa en un promedio entre:

  • las variaciones producidas en los recursos tributarios del SIPA (comparando semestres idénticos de años consecutivos) y;
  • el índice general de salarios determinado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos o la variación del RIPTE –índice basado en la Remuneración Imponible promedio de los trabajadores estables- publicado por la Secretaría de Seguridad Social. De ambas se aplica la más favorable, durante el lapso enero-junio para el ajuste de septiembre del mismo año, y julio-diciembre para el ajuste a aplicar en marzo del año siguiente.

Al incluir ambos componentes se asegura que los haberes jubilatorios seguirán la evolución de los salarios, a la vez que acompañarán el aumento de los ingresos al Sistema Previsional.

Desde septiembre de 2012 el haber mínimo se eleva a $1879,67, y para quienes reciben los $45 del subsidio del PAMI, el mismo es de $1924,67.

 

Incrementos por Movilidad

  • Septiembre de 2012: 11,42%
  • Marzo de 2012: 17,62%
  • Septiembre de 2011: 16,82%
  • Marzo de 2011: 17,33%
  • Septiembre de 2010: 16,9%
  • Marzo de 2010: 8,21%
  • Septiembre de 2009: 7,34%
  • Marzo de 2009: 11,69%

 

PUNTOS PRINCIPALES DE LA LEY Y DE SU REGLAMENTACIÓN

  • Los beneficios que se encontraran amparados por disposiciones especiales de reajuste dispuestos por sentencia judicial pasada en autoridad de cosa juzgada, se ajustarán a lo establecido por esta ley a partir de su vigencia (1º de marzo de 2009).
  • El art. 4º de la ley 26.417 modificó el monto de la Prestación Básica Universal en $ 326. Dicho monto es incrementado por la movilidad a partir del 1º de marzo de 2009.
  • ANSES aprobó los coeficientes de actualización de las remuneraciones de los trabajadores de relación de dependencia que hubiesen cesado a partir del 28 de febrero de 2009. Se incluye la movilidad -11,6%- en dichos coeficientes.
  • El haber mínimo garantizado a partir de marzo de 2009 asciende a $770,66 fruto de la aplicación de la movilidad al monto anterior ($690 x 1,1169 = $770,66). Lo mismo ocurre con el haber máximo que también se ajusta conforme a la evolución del índice, resultando su monto en la suma de $5645,07 desde marzo de 2009.
  • La base imponible remuneratoria mínima asciende a partir de marzo de 2009 a $268,08 y la base imponible máxima a $8711,82, en ambos casos, para establecer los aportes y contribuciones con destino al SIPA.
  • En ningún caso la aplicación del índice de movilidad podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario; ni siquiera en aquellos períodos en los que la evolución de las variables de la economía fueran negativas.
  • Cuando el haber real del beneficio previsional fuere inferior al haber mínimo garantizado, la diferencia se liquidará como complemento, a fin de que la sumatoria de todos los componentes resulte un haber no inferior a aquél.